Diseñadas para durar

Un sinónimo de calidad y durabilidad es el hecho de que todos los componentes y repuestos de nuestros productos están disponibles.
17 septiembre, 2021

Cuando diseñamos una nueva linterna de seguridad, sabemos que ésta se utilizará en los entornos de trabajo más hostiles. Por ello, siempre buscamos aportar la mayor calidad, robustez y durabilidad al producto.

Un sinónimo de calidad y durabilidad es el hecho de que todos los componentes y repuestos de nuestros productos están disponibles. Nuestras linternas permiten sustituir cualquier elemento que se pueda dañar, prolongando de esta forma su vida útil.

Existen muchas linternas concebidas con una fecha de caducidad predeterminada, llegada la cual, ésta dejará de funcionar, obligando a su propietario a adquirir otra nueva. Sin embargo, con nuestra política de sustitución de componentes, buscamos maximizar la inversión del comprador en el tiempo, traduciéndose en un ahorro directo en costes.

Además, conscientes de que la tecnología evoluciona a un ritmo vertiginoso, nuestras linternas están diseñadas para implementar nuevos avances tecnológicos, minimizando los riesgos de obsolescencia.

Por último, una premisa indispensable a la hora de desarrollar una nueva linterna es que ésta sea compatible con los modelos de cargadores existentes de modelos anteriores. Ejemplos de esta filosofía continuista son los de la nueva L-30, que puede cargarse en los cargadores de la L-10, o el particular caso de la familia L-3000, que tras 20 años de evolución desde el lanzamiento de la pionera L-1000, ha conservado la compatibilidad entre sus cargadores. De nuevo, una medida orientada a generar ahorros en costes de nuestros clientes.

Participa en el sorteo de 3 ADALIT L-30 con cargador al suscribirte a nuestro Newsletter.

El sorteo se realizará el 30 de Diciembre y los ganadores serán anunciados en nuestras redes sociales y por email.

¡Tu suscripción se ha realizado correctamente!